Científicos, expertos y grupos interesados

La Comisión Europea se sirve de organizaciones externas y grupos interesados con el objetivo de reunir conocimientos y opiniones que ayuden en el desarrollo de la política pesquera. Más adelante se describen los principales grupos.

Sin embargo, la Comisión no tiene restricción alguna con respecto a quién consulta, y puede organizar reuniones especiales con expertos o con individuos para conocer sus opiniones. Con vistas a la reforma de la PPC, la Comisión ha realizado una consulta en línea a los grupos interesados, seguida de una serie de pequeños talleres temáticos a los que ha invitado a expertos y a personas del sector para así poder reunir el máximo de información que ayude a la Comisión a elaborar el borrador de la reforma.

ASPECTOS CIENTIFICOS

En la medida en que su plantilla de personal y sus recursos financieros son limitados, la Comisión, por sí sola, no cuenta con todos los conocimientos científicos necesarios para redactar los borradores de regulaciones que a menudo son bastante técnicas y dependen de información fiable acerca de lo que sucede en los océanos. Por ello, la Comisión se dirige a organismos independientes especializados para que le aconsejen en este tipo de cuestiones.

Consejo Internacional para la Explotación del Mar (CIEM)

La principal fuente de conocimiento científico que utiliza la UE proviene del Consejo Internacional para la Explotación del Mar (CIEM). El CIEM aporta consejos científicos a la Comisión Europea para permitirle elaborar propuestas de gestión de la pesca basadas en conocimientos objetivos.

El CIEM, es una organización científica y de investigación integrada por 20 países miembros y que cuenta con un secretariado en Dinamarca. Coordina y promueve investigaciones marinas en el Atlántico Norte, el Mar Báltico y el Mar del Norte. Asimismo, proporciona información y consejos a sus países miembros y a organismos internacionales.

El CIEM se sirve de datos biológicos recopilados por programas de investigación nacionales e internacionales, así como de datos de desembarques de pescado, para evaluar las principales poblaciones de las especies explotadas comercialmente. Seguidamente, estos resultados son analizados por el Comité Consultivo de Gestión de la Pesca del CIEM (CCGP), compuesto por representantes de cada país, y cuyas conclusiones constituyen la base de los consejos que el CIEM aporta.

Una de las principales funciones del CIEM es la de preparar valoraciones científicas independientes sobre las reservas pesqueras en el Atlántico Noreste con objeto de permitir a la Comisión Europea elaborar propuestas anuales acerca de los Totales Admisibles de Captura (TAC) y de las cuotas.

CCTEP – Comité Científico, Técnico y Económico de la Pesca

El Comité Científico, Técnico y Económico de la Pesca (CCTEP) está compuesto por expertos nacionales nombrados por la Comisión Europea a partir de una lista de candidatos propuestos por los Estados miembros. La Comisión puede consultar el CCTEP para muchos aspectos de la aplicación de la PPC relacionados con diversos campos: biología marina, ecología, ciencia, tecnología pesquera, economía, etc. El Comité elabora además un informe anual sobre las implicaciones económicas de la situación de los recursos pesqueros.

Una función importante del CCTEP es analizar el asesoramiento científico proporcionado por el CIEM acerca de los TAC y las cuotas, y dar una segunda opinión basada en sus conocimientos y teniendo en consideración factores socioeconómicos.

GRUPOS INTERESADOS

Los recursos marítimos, incluidas las reservas pesqueras, son un recurso común, por lo que el concepto de “grupos interesados” – es decir, todos aquéllos que tengan algún tipo de interés en el desarrollo de la política pesquera – abarca a todos los “usuarios del océano”. En los últimos 15 años, la Comisión Europea ha comenzado a reflejar este hecho en sus políticas y ha abierto sus organismos de participación y consulta de dichos grupos para tener en cuenta, en la medida de lo posible, los intereses medioambientales, de desarrollo y de los consumidores.

CCPA – Comité Consultivo de Pesca y Acuicultura

El Comité Consultivo de Pesca y Acuicultura (CCPA) está formado por representantes de los grupos interesados a nivel europeo. Su objetivo es incluir a éstos en el desarrollo y puesta en práctica de la PPC. El CCPA también proporciona, a todos los grupos de interés más importantes, un foro de debate y para la elaboración de posibles posiciones comunes. Entre los miembros del comité hay representantes de la industria pesquera y la acuicultura , del sector de transformación y comercio de la pesca, así como representantes de organizaciones que defienden los intereses de los consumidores, el medio ambiente y el desarrollo. Asimismo, el CCPA cuenta con cuatro grupos de trabajo sobre los siguientes temas: 1) acceso a los recursos pesqueros y gestión, 2) acuicultura, 3) mercados y política comercial y 4) asuntos generales y aspectos económicos.

CCR – Consejos Consultivos Regionales

La Reforma de la PPC del 2002 trajo consigo la creación de los Consejos Consultivos Regionales (CCR), organismos compuestos por grupos interesados del sector, autoridades locales y organizaciones de consumidores y medioambientales. Los representantes del sector pesquero constituyen dos tercios de los Comités Ejecutivos de estos organismos, y el otro tercio lo forman otros grupos interesados.

Los siete CCR cubren cinco zonas geográficas (Mar del Norte, Mar Báltico, Aguas Noroccidentales, Aguas Suroccidentales y Mar Mediterráneo) además de los segmentos “Flotas de altura” y ”Poblaciones pelágicas” (como la bacaladilla, la caballa, el jurel y el arenque, especies que no están limitadas a una zona geográfica específica).

Los CCR son autónomos y se encuentran en distintas fases de desarrollo. Se considera que algunos son más eficaces que otros en el sentido de proporcionar un foro de colaboración y diálogo entre los grupos interesados y aportar consejos equilibrados. También hay que tener en cuenta que dos tercios de los miembros del Comité pertenecen al sector pesquero, lo que significa que en caso de desacuerdo las sugerencias medioambientales y de otros grupos de interés se pueden acabar marginando.

Una cuestión que hay que abordar, en el marco de la reforma de la PPC, es hasta qué punto debería ampliarse el papel de los CCR para otorgarles, llegado el caso, un poder de gestión regional.

La mayoría de los CCR disponen de sus propias páginas Web.

Be Sociable, Share!